Lobo pintado

Lobo pintado

El perro salvaje africano (Lycaon pictus) o lobo pintado es un cánido nativo del África subsahariana  y constituye la subespecie más grande de su familia en esa región, siendo entre ella el único miembro del género Lycaon.

Se distingue de los taxones del género Canis por su menor número de dedos en los pies y piezas en la dentadura, lo cual constituye  una adaptación altamente especializada para su dieta hipercarnívora.

Perro salvaje africano

Especie en peligro de extinción

El lobo pintado ha sido clasificado por entidades de protección animal como una especie en peligro de extinción, ya que ha desaparecido de gran parte de su área de distribución original.

La población actual se estima en cerca de 39 subpoblaciones, con alrededor de 6.600 adultos, de los que sólo 1.400 se han desarrollado completamente. La tendencia a la disminución de estas poblaciones se mantiene fundamentalmente por la fragmentación del hábitat de la especie, la persecución humana y los brotes de enfermedades de los que es víctima.

Se clasifica por sus rutinas como un animal muy social, que vive en manadas donde se establecen jerarquías de dominación muy serias y consolidadas entre machos y hembras.

Lycaon pictus

La especie constituye un depredador diurno, especializado en la caza de antílopes, a los que atrapa por agotamiento luego de una encarnizada persecución. Al igual que otros cánidos regurgita la comida para sus crías, aunque puede hacerlo también para otros adultos de la manda que no participan de la caza, siendo esta acción la piedra angular de la vida social del perro salvaje africano.

De forma natural tiene pocos depredadores, aunque los ataques de leones son una fuente importante de mortalidad al igual que los cleptoparásitos derivados de las hienas manchadas.

El lobo pintado no tiene tanta prominencia en el folclore o la cultura africana como otros carnívoros pero aún así ha sido respetado en varias sociedades de recolectores-cazadores, particularmente aquellas de los egipcios predinásticos.

Fotos del lobo pintado

Descripción física

El lobo pintado es el cánido de constitución más voluminosa y sólida. Puede tener una altura hasta los hombros de 60-75 cm y pesar cerca de 20-25 kg en África oriental y hasta 30 kg en el sur. Como norma, las hembras son un 7.3 por ciento más pequeñas que los machos.

En comparación con otros miembros del género Canis, el perro salvaje africano es relativamente delgado y alto, con orejas desproporcionadas. Los dedos medios de sus patas suelen ser fusionados, lo que es un rasgo distintivo de otros Canis, y su dentadura también es diferente, producto de la degeneración del último molar inferior, la estrechez de los caninos, y los desproporcionadamente grandes premolares, las piezas más grandes en relación con el tamaño del cuerpo para cualquier otro carnívoro distinto de las hienas.

Su cráneo es relativamente más corto y ancho que el de otros cánidos, mientras que su pelaje difiere igualmente de otros dada su consistencia de cerdas rígidas, sin capas interiores.

Imagenes de lobos pintados

La especie va perdiendo el pelo a medida que envejece y así lo demuestran ejemplares de más edad, que están casi con la piel al descubierto. Su color puede variar de forma extrema y sirve en la identificación visual entre un ejemplar y otro, ya que los lobos pintados son capaces de reconocerse entre sí a distancias de 50 a 100 metros.

Se ha comprobado una cierta variación geográfica en el color del pelaje. Así, lobos pintados del África del norte tienden a ser predominantemente negro con pequeñas manchas blancas y amarillas, mientras que los del sur presentan colores brillantes y lucen una mezcla de pelajes marrones, negros y blancos.

No obstante, en ambos casos la mayor parte de la capa patrón de la especie se desarrolla en el tronco y las piernas y hay poca variación en marcas faciales, ya que con el hocico casi siempre es negro y el color se va degradando en tonos marrones  por las mejillas y la frente.

Fotos de perros salvajes africanos

Hábitat

El perro salvaje africano se encuentra sobre todo en las zonas áridas de sabanas y evita las zonas boscosasEsta preferencia se estima que esté ligada a los hábitos de caza de los animales, que requieren espacios abiertos en los que su visión esté libre de obstáculos que puedan impedir una persecución efectiva.

Sin embargo, se ha probado que la especie viaja a través de áreas de matorrales y bosques montanos en busca de presas y que incluso existen poblaciones que habitan en los bosques como el Harenna, un bosque montano húmedo con dos mil 400 metros de altitud en las montañas de Bale en Etiopía.

De igual forma, hay registros de avistamientos de lobos pintados en la cima del monte Kilimanjaro y en Zimbabwe se ha comprobado su existencia en altitudes de mil 800 metros.

Fotos de Lycaon pictus

Dieta

En África oriental, la presa más común del pintado es la gacela de Thomson mientras que en el centro y sur del continente el “grado” lo hacen variados animales como el impala, el Reedbuck, kob, lechwe y gacelas.

No obstante, la dieta de la especie no se limita a estos animales, ya que también va a la caza de otros como el ñus, jabalíes, oribi, duiker, antílopes, gacelas, cebras, avestruces y búfalos africanos de Grant, sobre todo cuando son aún terneros. Asimismo, presas pequeñas como dik-dik, liebres, liebres de primavera y ratas de caña, tampoco escapan a la posibilidad de ser devoradas por lobos pintados, un animal del que, visto todo esto, es mejor cuidarse. 

Compártelo en tu red social: