Lobo del Himalaya

Lobo del Himalaya

Los lobos son el tronco común de todas esas razas de perros que tanto te gustan para acompañarte a lo largo de tu vida. Sin embargo, aún existen y campean por su respeto en todos los hábitats que pueden ser encontrados y es muy importante saber que no existe una única especie de lobo.

Como ejemplo, solamente en el subcontinente indio pueden verse tres linajes de lobos distintos: los euroasiáticos, los indios y los lobos tibetanos.

Durante muchos años se creyó que dentro de este último linaje, el de los tibetanos, estaban los lobos del Himalaya, a los que dedicaremos este artículo. No obstante, estudios científicos y genéticos recientes descubrieron que estos eran una subespecie del lobo gris, el tipo más común de lobo que la mayoría de la gente conoce, y no del tibetano.

Así, sin más preámbulo, adentrémonos a conocer a esta fantástica subespecie.

Fotos de lobos del Himalaya

Hábitat

Los lobos del Himalaya habitan fundamentalmente en áreas específicas de la India como Jammu y Cachemira, Nepal, China, Mongolia y, por supuesto, el Himalaya.

Antes se creía por el nombre que sólo habitaban en la famosa cordillera, pero avistamientos y estudios a la subespecie han arrojado que puede encontrarse en sobrevivir en varios hábitats, sobre todo en regiones como las mencionadas anteriormente. 

Rasgos generales de su apariencia

Los lobos del Himalaya son generalmente de color marrón claro con algunos tonos grises en su cuerpo. De igual forma, algunos ejemplares pueden tener tonos blancos o negros alrededor de la cara o a lo largo del pecho.

Imagenes de lobos del Himalaya

Alimentación

Al igual que otras especies de lobos, los del Himalaya no siempre van por presas grandes y pueden alimentarse de animales pequeños y medianos como conejos, mapaches y roedores.

A veces, buscan los ejemplares jóvenes de presas más grandes, a los que pueden dar caza gracias a sus excelentes habilidades como cazadores.

Comportamiento

Al igual que el lobo rojo, el del Himalaya es social por naturaleza y tiende a permanecer en manadas, solo que como son menores en número, comparándolos con poblaciones de otras subespecies, estas son más pequeñas (generalmente de seis u ocho miembros).

Los lobos del Himalaya no son tan agresivos cuando se trata de proteger su territorio, a diferencia de otras subespecies que sí son más territoriales. Igualmente, en raras ocasiones se les verán mostrando confrontación física con otras especies de lobos.

Lobos del Himalaya

Reproducción

Los lobos del Himalaya maduran sexualmente a los dos años de edad, tiempo en el que comienzan a fijar su territorio y dejan de depender del grupo para hacerlo.

Como resultado de un acto reproductivo exitoso, pueden venir al mundo de cuatro a seis crías tras el parto de la hembra, que junto al padre los celará y cuidará mucho, ya que son muy protectores de sus hijos y cuidan de ellos en una guarida durante los primeros meses.

Esta forma de protección es más efectiva que otras ante el posible ataque de otras manadas de lobos u otros depredadores.

Amenazas a la especie

Como sucede con muchos animales, los seres humanos constituyen la principal amenaza para los lobos del Himalaya. Habitantes indígenas de las zonas que habitan los matan indiscriminadamente como consecuencia de que los lobos se alimentan de su ganado.

Dada su escasa población actual, esta subespecie fue incluida en la Lista de Especies Amenazadas por el Gobierno de la India en 1998. Otra medida de protección en esa nación fue la instrumentación de un programa de cría para salvarla de la extinción.

Compártelo en tu red social: